Ventajas y fallos de las puertas de vivienda.

Parece mentira que en tiempos de crisis las personas no duden en gastar cantidades elevadas en artículos que poseen una vida útil limitada, como es el caso de un vehiculo,  y sin embargo dudemos en gastar una cantidad mucho menos cuantiosa en algo cuya vida útil es ilimitada, como es el caso de las puertas de nuestra vivienda.

Es lógico pensar que la inversión a realizar en una puerta sea algo importante que nos asegure que podremos utilizarla con garantías a lo largo de nuestra vida. Una puerta a la que solo cambiaremos el aspecto si nos interesa pero cuyo armazón nos dure todo el tiempo que queramos.

Por todo ello es importante saber elegir cual se adapta mejor a nuestras necesidades a largo plazo.

Las puertas de seguridad están formadas por dos paneles de aglomerado, normalmente macizas de madera sin otro tipo de seguridad que la sustitución de las cerraduras tradicionales por un bombin con llave de seguridad. Son las más económicas. Las puertas residenciales metálicas son en apariencia parecidas a las acorazadas, son más resistentes que las anteriores pero no ofrecen la resistencia deseada. Su principal fallo son los pestillos fácilmente reventables.

Las puertas blindadas son por lo general un compuesto de aglomerado realizado con colas y adhesivos especiales que proporcionan una firmeza especial, forrado a ambos lados de unas planchas de 0.6 a0.8 milímetros de grosor y colocadas a una distancia de unos 6 centímetros una de otra. Su punto débil es la cerradura, que se puede forzar como la de una puerta de seguridad.

Las puertas acorazadas son las más seguras del mercado en cuanto a prevención de intrusos.  Pero según el modelo pueden tener algunas lagunas. Las de guillotina dicen que son infranqueables pero dan problemas cuando no están bien lubricados sus engranajes y hay que despanelar la puerta para solucionarlo.

Las acorazadas de pico de loro resisten fuertemente al ataque de palanca y las mejores son con bisagras invisibles, con cerraduras de gancho autobloqueantes y antihundimiento de pestillos.

Las puertas de marcas concretas estas fabricadas con productos exclusivos por lo que hay que recurrir siempre a la marca en caso de avería tanto para materiales como para mano de obra, así se aseguran el mantenimiento de las mismas.

Otra variante de estas puertas son las de cerradura electrónica, que disponen de sistemas de apertura domóticos variables según el modelo. Existen algunas con bloqueador electrónico que permiten al usuario bloquear la puerta si considera que algunas de las personas que tienen llave no deben entrar en su ausencia.

Como veis existen multitud de variantes cuyos precios oscilan desde los  200 o 300 euros hasta los 5.000 dependiendo de las características de cada puerta. Pero el autentico objetivo de este articulo es que no nos engañen a la hora de vendernos estos productos y que sepamos el grado de seguridad que ofrece cada uno, los fallos que poseen  y ante que estamos cubiertos y en función de todo ello adquirir el producto que realmente queremos en cuanto a cobertura y precio, confíe en profesionales cerrajeros, que le asesorarán sobre cual es la más adecuada a sus necesidades.